PUBLICIDAD

10 trucos anti-edad para lucir más joven sin mucho esfuerzo

Estilo de vida, Pensamiento positivo, Salud y Bienestar

lucir mas joven trucos antiedad faciles

Es una verdad irrefutable que no podemos evitar que el paso de los años deje huella sobre nuestro cuerpo y especialmente sobre nuestro rostro. Emociones como las alegrías, las penas o las preocupaciones nos marcan, pero también factores predeterminados como nuestra genética o causas externas como el clima o la contaminación, influyen sobre nuestra apariencia.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la buena noticia es hay muchas cosas que podemos hacer para mirarnos al espejo y estar contentos con nuestra apariencia a pesar de la edad.

PUBLICIDAD

El sueño de mantener una apariencia juvenil

Lucir más joven o por lo menos retrasar el envejecimiento, es el sueño de hombres y mujeres en todo el mundo.

Cada día los medios de comunicación nos muestran a famosos que han pasado por el quirófano en un intento de rejuvenecer su rostro y su cuerpo (no digamos nada de algunos resultados). Pero esto no es sólo cosa de ricos y famosos y la prueba está en que durante las últimas décadas ha aumentado la oferta de tratamientos (quirúrgicos o no) que prometen quitarnos años de encima.

Y aunque es innegable que la mayoría de los tratamientos antiedad son efectivos, también tenemos al alcance de nuestras manos pequeños trucos antiedad que nos permitirán lucir más jóvenes sin casi nada de esfuerzo.

PUBLICIDAD

Gestos cotidianos para lucir más joven y quitarse algunos años de encima

1. Dormir lo suficiente y de manera correcta

Especialistas de la salud de todas partes del mundo insisten en que los adultos necesitamos dormir entre 7 y 8 horas cada noche para mantenernos sanos física y emocionalmente. La falta de sueño afecta directamente a la piel ya que disminuye la producción de estrógenos y progesterona, unas hormonas que son fundamentales para activar los procesos de regeneración de la piel. Dormir poco hace que nuestro rostro luzca cansado y que la piel envejezca más rápido.

Pero si se trata de lucir más joven, la postura en la que dormimos también importa. Dormir boca abajo aplastando nuestra cara contra la almohada hace que nos salgan más arrugas y que al despertar tengamos el rostro hinchado. Al dormir boca arriba se evita esa acumulación de líquidos y por la mañana luciremos más frescos. Un truco fácil de aplicar.

2. Usar cremas hidratantes

Hace mucho que las cremas dejaron de ser patrimonio exclusivo de las mujeres, afortunadamente. El cuidado y la hidratación de la piel es necesario también para los hombres. Usar una crema hidratante todos los días es un gesto sencillo que no toma más de un minuto y cuyo efecto antiedad es casi inmediato, la piel lucirá más suave y fresca desde el principio y al no estar reseca evitamos la aparición de arrugas prematuras.

Pero no sólo hay que cuidar el rostro, es también importante usar crema en el cuello y en las manos. Estas dos partes del cuerpo, muchas veces olvidadas, suelen ser las que más reflejan el paso de los años, por eso, para lucir más jóvenes es importante prestarles atención.

Nuestras manos son una de las partes más “sufridas” de nuestro cuerpo, no acostumbramos a protegerlas del sol ni de ningún otro agente externo y con el paso de los años la piel se reseca, pierde flexibilidad y aparecen manchas. Así que si no queremos lucir unas manos envejecidas que nos hagan parecer mayores, hay que empezar a cuidarlas.

3. Hacer unos minutos de gimnasia facial todos los días 

Ya hemos dicho antes que el ejercicio físico es una forma de sentirse y lucir joven y por supuesto, vale como truco antiedad, pero hay otra gimnasia que también ayuda, la gimnasia facial.

Aunque muchas veces lo olvidamos, nuestra cara y cuello están llenos de músculos que con los años pierden flexibilidad y fuerza. Masajes y ejercicios de tensión y relajación ayudan a tonificar esos músculos y evitan esa tan desagradable imagen de flacidez que nos hace lucir mayores.

4. Dieta sana y con muchos antioxidantes

Otra manera sencilla de lucir más joven es cuidando lo que comemos. La falta de vitaminas y minerales resta luminosidad a la piel y acelera los procesos de envejecimiento de todo el organismo. Para evitarlo, nada como aumentar el consumo de frutas y verduras, pescados azules, aceite de oliva, legumbres y fibra, disminuyendo las frituras, la bollería industrial y las carnes rojas.

Y en la medida de lo posible, lo mejor es no abusar de la sal, la sal favorece la retención de líquidos y entre otras cosas, hace que aparezcan esas desagradables bolsas en los ojos que avejentan y mucho.

5. Beber mucha agua

El agua es buena para todo, nos ayuda a perder peso, mejora la circulación de la sangre, purifica el organismo y nos mantiene hidratados.

Nuestra piel es una de las mayores beneficiadas cuando bebemos por lo menos 2 litros de agua al día. Una piel hidratada evita (o por lo menos retrasa) la aparición de ojeras y bolsas en los ojos, así como la aparición de manchas y arrugas. Los efectos de aumentar el consumo de agua son inmediatos, el espejo no miente. Más rápido y fácil que hacerse un lifting!

6. Mantener unos dientes sanos y blancos

Una sonrisa mostrando unos dientes blancos proyectan siempre una imagen de más juventud. Además de las limpiezas diarias y los controles profesionales, hay trucos caseros como el jugo de limón con sal o el bicarbonato de sodio para mantener los dientes blancos. Comer alimentos verdes es otra buena estrategia, ya que su fibra ayuda a prevenir la formación de placas.

Pero también es importante evitar aquellas cosas que amarillean los dientes como el café, el té, los refrescos oscuros o el tabaco. Por cierto, el tabaco envejece mucho la piel y debilita el cabello y las uñas, así que si fumas y quieres lucir más joven, dejarlo sería una excelente forma de empezar. Además, no olvides que muchos estudios han comprobado que por cada diez años que una persona fuma envejece 2 años y medio más.

7. Caminar erguido

Parece algo evidente, pero no siempre tomamos en cuenta que una mala postura al caminar no sólo es perjudicial para la espalda y los huesos, sino que nos hace parecer mayores.

Con los años tendemos a caminar echados hacia adelante así que es importante poner atención e intentar mantener siempre la espalda recta y con los hombros ligeramente hacia atrás. Esta postura no sólo nos hará parecer más jóvenes sino que nos ayudará a sentirnos bien y optimistas. Así de fácil!

8. Controlar el consumo de alcohol

Nada en exceso es bueno y el alcohol mucho menos. Además de todos los daños que produce al organismo, el alcohol deshidrata la piel haciéndola lucir seca, flácida y sin brillo.

Si bien una copa de buen vino con cierta frecuencia puede ser beneficiosa, abusar de él o de cualquier bebida alcohólica no es nada aconsejable, menos si lo que queremos es retrasar el envejecimiento. El alcohol aumenta la producción de radicales libres, esos que producen la tan temida oxidación de las células, y por tanto acelera los procesos de envejecimiento.

9. Practicar sexo varias veces por semana

Este es, con seguridad, el truco antiedad más placentero de cumplir y afortunadamente uno de los más eficientes. Varios estudios han demostrado que hacer el amor, por lo menos tres veces por semana, libera la hormona del crecimiento y activa la circulación sanguínea, lo que ayuda a mantener la piel más elástica y aumenta la luminosidad cutánea.

Además, al practicar sexo ejercitamos el suelo pélvico, lo que es excelente para prevenir las pérdidas de orina que se hacen más frecuentes con los años.

El sexo se puede asimilar a una práctica deportiva y como tal ayuda a la conservación de la masa muscular que normalmente se va perdiendo con los años. Y por si todo eso fuera poco, también reduce la ansiedad, levanta el ánimo y mejora la autoestima, por lo que nos ayuda a afrontar el paso del tiempo con un espíritu más positivo. Todo sea por lucir más jóvenes!

10. Reír, reír y reír

Reír reduce el estrés, produce sensación de bienestar y nos hace lucir más jóvenes. Es verdad que la risa marca la piel y con el tiempo contribuye a la formación de arrugas, pero es innegable que un rostro risueño y jovial no sólo es más agradable de ver sino que luce más joven.

Una cara seria y con el ceño fruncido puede llegar a parecer 10 ó hasta 15 años mayor de lo que es en realidad. Así que si quieres lucir más joven, este es un truco que puedes usar en todo momento, seguro que siempre encontrarás un motivo para tomarte la vida con alegría y sonreír.

PUBLICIDAD

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al rellenar el formulario estás dando el consentimiento expreso al tratamiento de tus datos (guardar tu comentario y datos del formulario en el blog) conforme al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Ruiz como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es responder a tu consulta o comentario. Los datos estarán almacenados en los servidores de nuestra web ubicados en Webempresa, y podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de los mismos. Puedes consultar la información completa y detallada en la página de política de privacidad.